Las Playas y calas de Moraira con más encanto

Cala de roca Andrago, de Moraira.

La belleza de las aguas del mediterráneo nos pueden hacer recorrer kilómetros y kilómetros en busca de la cala perfecta, porque ¿quién no quiere acomodarse en una cala tranquila, de aguas cristalinas y donde el entorno sea privilegiado?.
Es innegable que la Costa Blanca tiene muchos de estos rincones paradisíacos, en concreto en Moraira encontraremos playas y calas únicas en la Comunidad Valenciana y muy queridas por todos sus visitantes.
Moraira es unos de los municipios más visitados de la costa Alicantina, un pequeño pueblo pesquero que guarda un ‘duende especial, algo que hace que todos sus visitantes se enamoren de ella, llegando a triplicar su población en temporada estival.

Cala Andrago, en Moraira.

Mejores calas y playas de Moraira para pasar el día

Moraira es conocida por su clima cálido de hasta 300 días al año, lo que invita a hacer una escapada playera a sus mejores calas y playas, situadas en las zonas más bonitas de la Costa Blanca.

En Moraira podrás encontrar calas y playas para todos los públicos y gustos, desde calas de aguas cristalinas situadas en el interior de acantilados que te harán sentir como si estuvieras en el paraíso, hasta playas de arena blanca con todas las comodidades, que se han creado con el paso del tiempo en un entorno totalmente natural que resultan irresistibles para disfrutar de un día de playa en la Costa Blanca.

Playas y calas de Moraira imprescindibles

  • Playa El Portet

Uno de los rincones más conocidos y queridos de Moraira, el cual se disfruta por visitantes y locales tanto en invierno como en verano.

Las aguas color turquesa y su poca profundidad hace que sea la Playa El Portet sea una de las playas de Moraira preferidas para para visitar en familia. 

Además en esta playa encontrarás todos los servicios necesarios para pasar un día de playa con total tranquilidad, contando con servicios, lavapiés, socorrismo y restaurantes en los que desayunar, comer o cenar será una delicia gracias a sus espectaculares vistas hacia el mar.

  • Cala L’Andragó

Cala L’Andragó es una de las más conocidas calas de Moraira, una cala emblemáticamente conocida por los chiringuitos que se sitúan a tan solo unos pocos metros de ella, fundando esta cala como un imprescindible para todos aquellos que se dispongan a conocer Moraira.

Es una cala formada por rocas y aguas de color turquesa que invitan a disfrutar de horas y horas de sol y mar. Además, la cristalinidad de su agua es perfecta para realizar snorkel y descubrir la vida submarina que se encuentra en esta zona de la Costa Blanca.

  • Playa Platgetes

Llegamos a una playa de Moraira muy particular, donde se encuentran los defensores de las playas de roca y los de arena, porque esta playa lo tiene todo. Desde un paseo ajardinado hasta la arena apenas caminarás unos pasos para encontrarte con la arena, y a continuación tendrás opción de dirigirte a sus diferentes plataformas rocosas o de quedarte en la zona de arena y disfrutar de sus aguas poco profundas.

Es una de las playas favoritas de la gente local por su menor afluencia, por su pequeña lejanía del centro de la ciudad.

Esta playa está dotada de todos los servicios para disfrutar del sol y el mar sin ninguna preocupación: socorrismo, servicios y lava pies.

Vista de una de las calas de roca y arena de Moraira
Vista de una de las calas de roca y arena de Moraira.

Calas de Moraira para hacer snorkel

En las calas de Moraira podrás encontrar aguas perfectas para practicar snorkel. Moraira es uno de los destinos preferidos por los amantes de la vida submarina por su entorno de gran riqueza, con luminosos fondos de roca de poca profundidad donde podrás descubrir sargos, doncellas, blenios, castañuelas y otras especies menores, además de sus abundantes praderas de posidonia que albergan y sirven como refugio a los alevines.

Calas de Moraira a Calpe


Además, desde Moraira hasta Calpe podrás encontrar infinidad de calas donde perderte, ya que en cada recoveco de la costa, hay una de ellas, a cada cual más especial. Todas ellas tienen un factor común: el tono turquesa de sus aguas.

Empezando por el Cap Blanc o Punta Estrella situada en el término municipal de Moraira, seguiremos la ruta hasta la Cala Baladrar, situada ya en la costa de Benissa, así como la Cala Advocat, Cala Llobella, Cala Pinets, Playa La Fustera, Cala Bassetes, y continuando la costa hasta el término de Calpe, encontraremos la Cala del Mallorquí y la Cala Calalga.

Sin duda, un recorrido de ensueño para los amantes del mediterráneo y el sol. Así que ya sabes, si quieres darle la espalda al mundo y desaparecer por unos días entre las calas y playas de Mla zona no lo pienses más y reserva unos días del mes para alquilar una de las villas que hay en Moraira y permítete el lujo de relajarte.

Las 3 mejores calas de Benissa

Acompáñanos a descubrir las mejores calas de Benissa, este rinconcito del mediterráneo, donde podrás disfrutar del sol, el mar y la tranquilidad, un lugar donde encontrar el equilibrio entre el descanso, el entretenimiento y la diversión.

Benissa es un pueblo lleno de belleza, está situado al norte de la Costa Blanca, y su costa está llena de pequeñas calas que hacen las delicias de quien busca un oasis de relajación y tranquilidad, algo que las playas grandes no pueden proporcionar.

En definitiva, si visitas esta localidad, no te pierdas ninguna de estas 3 calas de Benissa:

Cala Pinets

La primera de las calas de Benissa de las que os vamos a hablar es de la paradisíaca Cala Pinets, una playa en la que uno se siente un privilegiado por la tranquilidad de la zona y la paz que transmite este bello rincón repleto de pinos, arena y roca. Sus aguas cristalinas son la opción perfecta para darse un relajado y merecido baño, además esta cala salvaje, compuesta de canto rodado y piedra, te dará la posibilidad de visitar su zona de la ‘’Mar Morta’’, una lengua de mar de poca profundidad protegida por rocas que resguardan el lugar del oleaje, un lugar ideal para visitar con los niños.

También podrás conocer ‘’Roques Negres’’, unas grandes formaciones rocosas lisas sobre las que uno se puede acostar, de un característico color rojizo debido a la composición en hierro que tienen dichas rocas. 

Es cierto que en esta cala no encontrarás servicios pero a pocos minutos andando nos encontraremos con la Playa de la Fustera, donde podrás encontrar duchas, baños y servicio de bar/restaurante.

Esta cala cuenta con 20 metros de longitud y 6 metros de ancho, tiene una ocupación media – alta en verano y su acceso es fácil. 

Cala Baladrar Benissa

Cala Baladrar

En segundo lugar nos dirigiremos hasta la Cala del Baladrar en Benissa, una playa donde nos encontramos cantos rodados y piedras. Te recomendamos que porque seguro que te harán falta los escarpines además de la cámara de fotos ya que su belleza con el Peñón de Ifach al fondo será digno de inmortalizar. Nuestra mayor recomendación es que pases un día entero en la Cala Baladrar, que te esperes al atardecer para observar e inmortalizar la naturaleza en su mejor y más bonita versión.

La Cala Baladrar en Benissa la descubrirás al final de un sendero de escaleras que se abre entre acantilados y pinos, gracias a ellos queda protegida la cala de forma natural y no deja pasar el viento. Las aguas cristalinas, de una bonita combinación de azules intensos y poca profundidad, en la que relajarse y disfrutar junto a la familia de un día de playa maravilloso.

Además es perfecta para practicar buceo y snorkel por su riqueza en fauna y flora marina.

Cuenta con una longitud de 150 metros y 25 metros de ancho, tiene una ocupación de nivel medio en verano y su acceso es fácil. También tiene una zona de merendero en la formación de pinos que se alza en el acceso de la playa y además cuenta con un pequeño chiringuito con música en vivo en las tardes de verano, un lugar ideal para desconectar y disfrutar.

Cala Advocat Benissa

Cala l’Advocat 

Y por último pero no menos importante, tenemos la tercera cala de Benissa para visitar. Nos vamos hasta un lugar donde podremos pasar un día de sol y mar con todos los servicios de una playa urbana pero en un precioso paraje, hablamos de la Cala de l’Advocat en Benissa.

Esta cala paradisíaca protegida por ‘’El Cantalar’’, un acantilado de 47 metros que se adentra en el mar formando el marco perfecto para una fotografía de postal.

También es característica por la protección que le otorga un dique en el que la gente toma el sol y pasea tranquilamente hasta el mar, proporcionando a la cala un aspecto de piscina natural.

La Cala Advocat es ideal para pasar un día de playa en familia, ya que es perfecta para los niños por su composición de arena fina y aguas tranquilas. Además es una cala indicada para realizar deportes acuáticos como kayak o snorkel, con el que te sorprenderás de su fauna marina, gracias a su maravilloso entorno submarino.

Quizás esta sea de las calas más visitadas de la zona, por ello recomendamos su visita en los meses previos al verano.

Cuenta con una longitud de 45 metros y 8 metros de ancho, tiene una ocupación alta en verano y su acceso es fácil. En ella encontrarás servicio de lavapiés y duchas, además de bar/restaurante donde podrás disfrutar de una copa al atardecer en un lugar privilegiado.